miércoles, 28 de septiembre de 2016

Día 163

     ¡No puedo! 

     Mi cuerpo me clama por descanso. Se ve que le he estado exigiendo más de lo que puede dar, y la respuesta es una sensación de fatiga generalizada. El Lunes descansé tras el intenso fin de semana, pero ayer, aunque no tenía fuerzas para levantarme a las 5:00, sí lo hice a las 7:00 para entrenar. Hoy tocaba descansar tras el entreno del Martes (Repetí la rutina del Sábado, es decir: mi tabla con los ejercicios de propina), pero me estoy encontrando como si hubiera quemado todas las celdas de energía de mi cuerpo.

     A dos días de volver a mi rutina laboral, creo que no es buena idea el forzar la máquina (tiene huevos no haber descansado realmente ni uno sólo de los días de mis vacaciones); así que he tomado la determinación de hacer campana en el gym lo que queda de semana, y retomar con energía y brío renovados a partir del Lunes.

     ¡No me miréis así! El cuerpo también necesita descansar y reposar, y eso hace mucho que no sé lo que es

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Día 156

     Esta semana comencé un circuito "quema-grasas" que durará 6 semanas. Está siendo bastante interesante, pues me activa bastante el cardio, y mantengo un ritmo de pulsaciones elevado incluso horas después de haber entrenado, es como si dejase mi organismo activado para todo el día. Si bien, es cierto que le he añadido un poquito más de cardio del que viene en la tabla (nada al inicio, y sólo 5 minutos al final), pues sí que me quedo con ganas de más, y digo yo que esa energía sobrante habrá que emplearla.

     Hoy toca reposo y descanso, y estoy comprobando que el cuerpo responde tanto al ejercicio, como al descanso (darle tiempo a según que partes a ocupar el nuevo espacio que les corresponde), y es una sensación un tanto extraña.

     Mañana, como estaré fresco de haber entrenado hoy, iré con más ganas aún, lo cual me vendrá de maravilla para seguir explorando lo que le hace esta nueva rutina a mi cuerpo, y también quiero ver dónde está el tope.


lunes, 19 de septiembre de 2016

Día 154

     Hoy el despertador ha sonado como de costumbre. "¿Estás loco, estando de vacaciones?" Me diréis. Pues sí, no quiero desperdiciar ni uno solo de estos días, y ya he tenido 3 para descansar y recuperar horas de sueño.


     Hoy he empezado algo diferente, una tabla dirigida a quemar grasas a la par de mover y ejercitar todo el cuerpo (con su buena sesión de cardio, eso que no falte nunca) ¡Qué gustazo da sudar! ¡Qué cara de alucine cuando al quitarte la ropa de entrenamiento y meterla en la bolsa de deporte, esta pesa como unos 2-3 kilos más debido al sudor que se ha quedado en la misma!


     Mi Lunes ha empezado a las 5:20 de la mañana, y aún tengo día por delante para hacer un montón de cosas que he planeado (+ imprevistos que puedan surgir). ¿Y vuestro Lunes, qué tal empieza?